04/11/2008 (Madrid) Alocucíon del Gran Canciller .

04/11/2008 (Madrid) Alocucíon del Gran Canciller en el acto de investidura de nuevos Caballeros y Damas de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge      
Written by Royal Deputation   

Altezas Reales, Excelencia Reverendísima, Excelentísimos e Ilustrísimos Señores, caballeros, damas y eclesiásticos de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, queridos hermanos en la Fe:

En la presencia de Dios y en esta Santa Iglesia Catedral Castrense, nos hemos reunido hoy para celebrar -en el día de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán y cardenal protector de la Orden Constantiniana y onomástica de nuestro Gran Maestre Su Alteza Real el Serenísimo Señor Infante Don Carlos, Duque de Calabria- el ingreso de nuevos caballeros y damas de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge.

En este Solemne Tedeum y en presencia de Sus Altezas Reales el Infante Don Carlos y la princesa Doña Ana, duques de Calabria, nos honra enormemente que Su Excelencia Reverendísima Monseñor Juan del Río Martín, arzobispo general castrense y gran cruz de justicia de nuestra Orden presida esta solemne celebración.

Es para nosotros una gran privilegio saludar especialmente a Su Excelencia Reverendísima Monseñor Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, a quien le rogamos transmita al Santo Padre los votos de fidelidad de la Orden Constantiniana. Y agradecemos vivamente la presencia de Sus Excelencias los Embajadores de la Soberana Orden Militar de Malta y de Italia.

Asimismo deseo dar las gracias por acompañarnos en este día a nuestros hermanos de otras órdenes y corporaciones nobiliarias, internacionales y nacionales, aquí presentes.

Nuestra antiquísima Orden, como sabeís debe su nombre al emperador Constantino. Su lema In hoc Signo vinces, con este signo vencerás , sigue siendo el lema de la Orden, y sus iniciales figuran en nuestra roja cruz flordelisada.

Aún conmemoramos especialmente la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, el 14 de septiembre, para recordar la restitución del madero de la Cruz de Nuestro Señor a Jerusalén en el siglo VII.

En 1706 el papa Clemente XI, que fue Cardenal Protector de la Orden, manifestó su especial benevolencia para con ésta al promulgar el 27 de mayo de 1718 la bula Militantis Ecclesia e que ponía bajo dependencia inmediata de la Santa Sede a los caballeros constantinianos.

De particular importancia en esta bula era la regulación de la sucesión en el Gran Maestrazgo de la milicia constantiniana, estableciendo que no era privilegio de la Corona sino un bien familiar transmitido al hijo primogénito de la familia y, en el caso de extinción, a aquel que fuese pariente más próximo al difunto Gran Maestre de la estirpe de los Farnesio.

Nuestros fines fundacionales son la difusión de la Fe y la defensa de la Santa Madre Iglesia. Así, la Orden colabora con ésta otorgando anualmente becas para la formación de sacerdotes en los seminarios de Madrid, Toledo, Sevilla y de este Arzobispado Castrense, con la idea de contribuir a la formación de presbíteros que sean guías fieles del pueblo de Dios en la tierra. Nuestro deseo es seguir incrementando estas becas para la Iglesia, en España, Italia, Iberoamérica y en todos los países donde nuestra Orden cuenta con caballeros y damas.

Aquí quiero resaltar especialmente hoy entre nosotros la presencia del Presidente de la Real Diputación de nuestra Orden Embajador Paolo Pucci de Benisichi y de los Presidentes de las Asociaciones de Caballeros y Damas en Italia, Portugal y Cataluña, a todos los cuales nuestro Gran Maestre quiere reiterarles la importancia de contribuir a la fundación de becas para sacerdotes en las diócesis de nuestra Iglesia universal en las que están presentes

Animo a los nuevos miembros de la Orden, que dan hoy el paso de incorporarse a esta Sacra Milicia, a iniciar ese camino y a los que ya pertenecemos de antiguo a proseguirlo con mayor ímpetu y renovada ilusión, con la ayuda de San Jorge, nuestro patrón. Para ser fieles a este carisma no podemos hacer otra cosa que refugiarnos en la oración y acudir a la Santísima Virgen Nuestra Madre, y estando en Madrid y en el mes de noviembre sugiero que nos encomendemos a Nuestra Señora de la Almudena, cuya sede está a pocos pasos de este templo y de la que el próximo domingo día 9 celebraremos su fiesta grande.

Renovando en nombre de nuestra Orden el agradecimiento a todos los presentes, quiero reiterar vehementemente el deseo del gobierno de la misma de secundar siempre, de la forma más fiel y eficaz, la labor de la Iglesia y de su guía, nuestro Santo Padre el Papa. Que así sea.

 

Contacts Royal Deputation

  |  

Sitemap

  |  

Links

  |  

Blog

  |  

Forum

  |  

Guestbbook

  |  

Webmaster

  |  

Contacts Royal Deputation

  |  

Sitemap

  |  

Links

  |  

Blog

  |  

Forum

  |  

Guestbbook

  |  

Webmaster

  |  

You are here:  >> News  >> Archive 2008